UA-47853681-1

7 de gen. 2014

Roscón de Reyes... con receta

Buenos días a todos.

¿Cómo se han portado los Reyes este año? Seguro que bien, nosotros lo celebramos con un buen roscón de Reyes relleno de nata. Y voy a explicaros como se hace, aunque ya haya pasado el día de Reyes está tan bueno que se puede hacer todo el año si os apetece.

Antes de empezar sólo una pequeña advertencia, esta no es una receta difícil pero requiere dos cosas básicas: pesar muy bien los ingredientes y tener mucha paciencia para los dos levados de la masa. A parte de estas pequeñas puntualizaciones veréis que merece la pena hacerlo en casa. Con estas cantidades os salen dos roscones.
Ingredientes para la masa madre:

-          70g de leche entera
-          10g de levadura fresca
-          1 cucharada sopera de azúcar
-          130g de harina de fuerza

Ingredientes para la masa:
-          60g de leche entera
-          70g de mantequilla a temperatura ambiente
-          2 huevos medianos
-          20g de levadura fresca
-          450g de harina de fuerza
-          1 pellizco de sal
-          120g de azúcar glass
-          La ralladura de la piel de un limón
-          La ralladura de la piel de una naranja

Mezclamos el azúcar glass con la ralladura de limón y naranja y lo dejamos para que se aromatice.
Ahora pasamos a preparar la masa madre. Templamos la leche y disolvemos la levadura, lo mezclamos con el azúcar y la harina y formamos una bola. La ponemos en un bol con agua templada y lo dejamos reposar, la bola se irá al fondo del bol. Cuando la masa flote estará a punto.

 
Ahora ya podemos preparar la masa. Templamos la leche y deshacemos la levadura en ella.
Tamizamos la harina en un bol amplio, añadimos los huevos, el azúcar glass (con las ralladuras), la mantequilla en dados, la sal, la masa madre y la leche con la levadura. Lo mezclamos todo bien y lo trabajamos con las manos untadas en aceite (para que no se nos pegue la masa). Cuando quede una masa elástica hacemos una bola y lo dejamos reposar en el bol tapado con film un mínimo de 5 horas, si lo queréis preparar por la tarde y utilizarlo a la mañana siguiente mejor.

  
Cuando haya pasado el tiempo de reposo dividimos la masa en dos partes y hacemos una bola. Cogemos una de las bolas y hacemos un agujero en el centro y lo vamos haciendo grande, colocamos el roscón en una bandeja con papel de horno. Para hacerlo bien hay que poner un aro de emplatar untado en aceite en medio para que el roscón no pierda la forma, como no tenía utilicé unas flaneras metálicas para dicho propósito. Hacemos lo mismo con la otra mitad de la masa.
Dejamos reposar tapado con un paño limpio unas dos horas, hasta que la masa doble su volumen.

 
Precalentamos el horno a 200ºC con el ventilador y calor arriba y abajo. Pintamos un roscón con huevo batido y decoramos con fruta confitada y azúcar húmedo. En mi caso cerezas rojas confitadas y azúcar húmedo.
Para hacer el azúcar húmedo poner en un bol 3 cucharadas soperas de azúcar blanco y mojar con una cucharadita de agua, remover bien para que todo el azúcar quede humedecido.

Metemos la bandeja en el horno durante 10 minutos, bajamos la temperatura a 180ºC y dejamos hasta que esté cocido, en mi caso fueron 10 minutos más pero ya sabéis que esto depende de cada horno. Si se dora mucho la superficie podéis taparlo con papel de aluminio. 
  
Dejamos enfriar encima de una rejilla, cuando esté completamente frío lo partimos por la mitad y lo rellenamos. Se puede rellenar de lo que más os guste (nata, trufa, crema pastelera,…) o dejarlo tal cual y comerlo mojado en la leche.
Como a nosotros nos gusta relleno lo rellené con nata, utilicé nata fresca para el relleno. Monté la nata con azúcar glass hasta que estuvo bien firme y la puse en una manga pastelera con boquilla de estrella grande.

  
Como podéis ver en la foto fui bastante generosa con la nata, pero es que nos gusta mucho así que en un día como el de Reyes no se tiene ningún reparo en ponerle relleno.
Os animo a todos a hacer el roscón y a que me contéis como os ha salido.




Espero que el año haya empezado bien para todos y que os sea leve la vuelta a la rutina.
Feliz semana.