UA-47853681-1

11 d’ag. 2014

Bundt cake fresco y muy jugoso

Hola a todos,

Hoy toca enseñaros un bundt cake fresquito y muy jugoso, además con la receta para que lo podáis probar en casa. Se trata de un bundt cake de limón.
Después de probar varias recetas para este tipo de bizcocho y mirar muchas más, he conseguido mi propia receta “base” para bundt cake, a la que se le pueden añadir los sabores y frutas que queramos siempre con la misma base.

Los ingredientes son: 250g de mantequilla a temperatura ambiente, 250g de azúcar, 4 huevos a temperatura ambiente, 420g de harina, ¾ de cucharita de bicarbonato, ¾ de cucharita de levadura química, 250ml de buttermilk, 1 cucharadita de extracto de vainilla.
Además para este bundt cake: el zumo y la ralladura de un limón para el bizcocho, y el zumo de medio limón, agua y azúcar glas. 
Precalentamos el horno a 170ºC y engrasamos el molde para tenerlo preparado.

En un bol tamizamos la harina, la levadura y el bicarbonato y reservamos. En otro bol batimos la mantequilla y el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa y blanca; añadir los huevos a velocidad baja, de uno en uno y ligeramente batidos.
Añadimos la mezcla de harina en tres veces alternándola con la buttermilk, empezando y terminando con la harina. Añadimos la vainilla, el zumo de limón y batimos bien. Finalmente añadimos la ralladura de limón y lo mezclamos con una espátula.

Ponemos la mezcla en el molde y lo metemos en el horno durante unos 45 minutos, o hasta el que al pincharlo la aguja salga limpia.
Sacamos del horno y lo dejamos en el molde 10 minutos encima de una rejilla, pasado este tiempo desmoldamos y dejamos enfriar completamente. 
Mientras se enfría el bundt preparamos un glaseado muy clarito con el zumo de medio limón y la misma cantidad de agua, vamos añadiendo el azúcar glas hasta obtener un glaseado clarito. Cuando el bundt cake esté frío echamos cucharadas del glaseado por encima.

Veremos que el glaseado se cae hasta la bandeja y el que se queda encima no dura mucho, la idea es que en un rato el bizcocho haya absorbido todo el glaseado (que no quede para decorar), así obtendremos un bizcocho súper jugoso y con un fresco sabor a limón.
Finalmente para decorarlo lo espolvoreé con azúcar glas y listos. Os recomiendo que lo probéis, queda un bundt cake muy esponjoso y jugoso y con un sabor muy, muy fresco para estos días de calor en los que estamos. 
Espero que me contéis como os ha quedado si os animáis a hacerlo.

Un abrazo y feliz semana a todos.